lunes

Cómo jugar a La Casita Robada

1.Objetivo
El juego consiste en ligar cualquiera de las cartas que se tienen en la mano con otra de igual número que se halle sobre la mesa, o en la parte superior del pozo de cada jugador; en este último caso se le roba todo el pozo.



2.Jugadores
Pueden intervenir 2 o más jugadores, en forma individual o por parejas.



3.Inicio del juego
Sorteado el jugador que ha de dar, y una vez barajadas y cortadas las cartas, éste reparte tres a cada jugador, de una en una y de izquierda a derecha, descubriendo luego cuatro cartas boca arriba sobre la mesa. Deja el mazo boca abajo y a su lado, ya que cuando cada jugador haya jugado sus tres cartas, debe repartir otras tres a cada uno.



4.Desarrollo del juego
El juego es comenzado por el mano, quien, si tiene entre sus cartas alguna que liga con las de la mesa, baja la suya reuniéndola con la otra y diciendo qué cartas liga, por ejemplo: "cuatro con cuatro" o "princesa con princesa". Si hubiera sobre la mesa dos cartas de igual número, sólo podrá robar una de ellas. Las dos cartas que así reúne las coloca hacia arriba a su lado iniciando así su tesoro (pozo) y pasa el turno al siguiente; las cartas que en sucesivas manos vaya reuniendo, las ubicará sobre las que ya tenga.

El siguiente jugador podrá, con alguna de sus cartas, ligar con cualquiera de las de la mesa o con la superior del pozo del contrario. Esto último, siempre y cuando ambas sean de diferente número, ya que si la carta
superior del pozo del contrario tuviera, por ejemplo, un cuatro, habiendo otro cuatro sobre la mesa, no podrá robarle al jugador, debiéndose limitar a ligar su cuatro con el de la mesa.

Hecha cada jugada, el turno pasa al siguiente jugador, procediendo de la misma manera. Una vez que todos han jugado sus tres cartas, el que da cartas reparte otras tantas a cada jugador.

Acabado el mazo y jugadas las tres últimas cartas por cada jugador, finaliza la partida, resultando ganador aquél que más cartas haya logrado reunir en su tesoro (pozo)